La junta de socios puede adoptar acuerdos sin el administrador: el Tribunal Supremo subraya que no es necesaria su presencia física en la reunión para la válida adopción de acuerdos.