El reparto de dividendos a los minoritarios a las puertas de las juntas de socios, el 348 bis de la Ley de Sociedades de Capital ha “resucitado”.