El TS fija que los gastos de notaría, registro, gestoría, tasación de los préstamos hipotecarios anteriores a 2019, son a cargo del banco.